La Oraciòn Fuente de Fortaleza

Hoy mientras conversaba con mi ángel como siempre acostumbro todas las mañanas hablábamos de la oración y me decía:

“La oración a Dios es una gran fuente de fortaleza en los momentos de duda o debilidad, es como un mantra, una canción que te conecta con el universo en todas sus direcciones, pero no basta con orar desde la desesperación, hacer tu pedido y dejar ahí, no dejes de orar hasta que tu corazón se llene de paz y tranquilidad, tomate unos minutos más para dejar que la presencia de Dios entre a lo más profundo de tu corazón para consolarlo y reconfortarlo”
 
Cuando Julián me decía estas palabras recordé que es cierto, ¿quién no ha sentido de pronto una paz luego de una larga charla con Dios durante nuestras oraciones? Yo si lo he sentido y entendí muy bien las palabras de mi guardián, es por eso que te invito a ti, que quizá estas pasando un momento difícil y te sientes solo, sin tener con quien desahogarte, recuerda que hay un padre todo amor que te está esperando para escucharte y verter todo su amor en tu corazón, haz de la oración tu fuente de fortaleza.